Un hombre se olvida la contraseña de acceso a su fortuna en Bitcoins

Un hombre olvida la contraseña de acceso a su fortuna en Bitcoins

Imagen de Pexels

¿Cree ser posible que una persona se olvide la contraseña de una cuenta que contenga más de $200 millones? Sigue leyendo y descubrirás que esa persona existe

La ciudad de San Francisco es uno de los mayores mercados en la actualidad para desarrollo web, tecnología e ingeniería de software que hay en el mundo.

En esta ciudad, el minado de Bitcoins es el día a día de muchos. Cientos de servidores son propuestos para este fin y por muy buena razón: las bitcoins son las monedas virtuales con más valor en la actualidad.

Sin embargo, hay un hombre en las calles de San Francisco, que a pesar de comerciar con esta moneda y después de más de 10 años de guardar su fortuna en Bitcoins, ha olvidado la contraseña que le permitirá acceder a su cartera virtual con más de $200 millones.

Stefan Thomas, residente del estado de California, dice que ya ha aceptado su destino y que además le ha enseñado una importante lección: no basar su valor en la cantidad de dinero que hay en su cuenta bancaria.

Detrás de la historia

No fue nada menos que el New York Times el famoso periódico que publicó el perfil de Stefan Thomas advirtiendo cómo “Contraseñas Perdidas Previenen que Millonarios Accedan a sus Fortunas”.

El mismo día de su publicación la increíble historia de Stefan ya se había hecho viral y muchos se preguntaban ¿cómo sucedió esto?

Thomas quien acostumbra a guardar sus contraseñas en servidores y discos duros extremadamente encriptados, decidió colocar los datos de acceso en uno que le da hasta 10 intentos antes de borrar toda la data.

A Stefan solo le quedan 2 intentos más y no está dispuesto a agotarlos hasta saber con seguridad (si algún día llega a suceder) cuál es la clave exacta que busca.

Desde que el artículo fue publicado en el New York Times, Thomas asegura que muchos se le han acercado con consejos para desbloquear la cuenta, uno de los más inverosímiles: contratar a un médium para que lo guíe hacia la contraseña.

Si hay algo que aprender de esto, es que debemos siempre anotar nuestras claves en papel y no depender solo de la memoria… o las apps.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad