¿Qué hace que Airbnb sea una de las plataformas más buscadas a la hora de planificar un viaje y viajar?

¿Qué hace que Airbnb sea una de las plataformas más buscadas a la hora de planificar un viaje y viajar?

Imagen de Pixabay.com

Les voy a contar en mis propias palabras y experiencia, cómo es alojarse con Airbnb y porque la utilizo. El caso es que no es algo nuevo y a fecha de hoy me cuenta mucho creer que alguien no conozca esa plataforma online fundada en 2008. Aun así, no vamos a dar nada por sentado, por esto les explico que la función principal de Airbnb es poner en contacto personas que quieren ofrecer sus viviendas en alquiler, con huéspedes que necesiten alojamientos temporales y que no quieran estar en un hotel, básicamente no solo es una diferencia entre los costes, que también tienen su peso, pero es también una cuestión de trato, de comodidad y de cercanía según la visión misma de los usuarios que la avalan después de tantos años de servicios. Airbnb sea una de las plataformas más buscadas a la hora de planificar un viaje y viajar

El este último fin de año, mis amigos, marido y yo, estábamos buscando alternativas para salir del centro de Madrid y pasar la noche vieja en un entorno distinto y más acogedor. El desafío no se presentaba pequeño, ya que los precios estaban subiendo como la espuma y encontrar el lugar adecuado suponía todo un reto, pero tendría que ser algo cerca. Estábamos en plena pandemia, y Madrid se encontraba cerrada perimetralmente en el todo el territorio.

De entre tantas opciones, decidimos buscar una casa rural entera para nosotros. Un entorno bonito, cercano y a buen de precio. Nos pusimos en ello de inmediato, entre mi marido y yo, nos encargamos de buscar una casa rural. Como ya teníamos experiencia con Airbnb, de nuestro último viaje a Irlanda, nos pusimos a buscar en la plataforma casi que de forma automática.

Sencillez que encandila y lo ameno que resulta una búsqueda en Airbnb.

Para que nos entendemos, diremos que las búsquedas en Airbnb tienen la complicación de un chupete. Es sencilla y muy fácil buscar, basta tener la app en el teléfono o dirigirse directamente a la web y registrarse. Una vez tengas tu perfil, es ponerse a buscar el origen/destino y fecha. Eso es lo básico, después puedes completar con el número de huéspedes o si quieres llevar mascotas o cualquier otro detalle que necesites.

Imagen de Pixabay.com

Lo primero que deseo destacar en Airbnb, es la facilidad para encontrar cualquier sitio a donde ir, no hemos tenido ningún problema para encontrar la casa rural mencionada, eso sí, con tiempo de antelación. Si te adelantas a tus fechas, el resultado siempre será de lo más satisfactorio. Todas las búsquedas de última hora resultan siempre complejas, aunque nunca imposibles. En el caso de la casa rural, la hemos alquilado en noviembre, con un precio ajustado al de temporada alta, pero aun así no resulto excesivo.

Una vez verificada la disponibilidad en destino, hemos hecho la reserva con un porcentaje del pago por adelantado y nos pusimos y hablar con el anfitrión inmediatamente. Una de las cosas que te enganchan es el trato de cercanía y los anfitriones, por lo general, suelen ponen en sus perfiles su disponibilidad para que los puedas conocer y contactar directamente. Los nuestros, nos han facilitado la dirección de la vivienda, el horario de llegada, además de enviarnos unas cuantas direcciones de restaurantes y ocio cercano al entorno. Cabe además destacar que nos han facilitado la entrada incluso con 4 horas de antelación ya que llegábamos en dos grupos distintos, unos por la mañana, temprano a las 10 y otros en la tarde por motivos de trabajo. No nos pusieron pegas en ningún momento, fueron cercanos y resolutivos por si había algún problema.

Como es costumbre entre todos los usuarios de internet, nosotros no hemos sido la excepción, los internautas siempre se fijan en los comentarios para ayudarse y poder tomar la decisión más acertada. Vamos que los comentarios siempre cuentan, tanto buenos como malos. De ahí que tengamos por costumbre y recomendamos siempre mirarlos, por si acaso. Sin ser repetitivos, pero ellos al final ayudan a que te decidas o no por el alojamiento. Otro punto importante a destacar, es en referencia con las fotos que podemos encontrar, tanto del inmueble y las cercanías como de los paisajes. En la gran mayoría de las veces son muy fidedignas y acorde con la realidad.

Normalmente toda la vivienda está preparada y adaptada para lo que necesites. Servicios básicos como wifi, TV, cocina, comedor están incluidos. Eso sí, se prohíben hacer fiestas o producir desperfectos en el inmueble, hay que cuidarlo siempre como si fuera tu propia casa, con las “0bligaciones” que ello conlleva. Por lo demás, siempre que la mantengas limpia y ordenada podrás cocinar y disfrutar de la vivienda en su totalidad pudiendo hacer uso de todo lo que necesites.

Si viajas en coche como en nuestro caso, en Airbnb es habitual que las viviendas tengan garaje o que te faciliten o indique donde aparcar gratuitamente.

Puedo decir que la casa rural donde hemos estado no nos defraudó y que era exactamente el alojamiento que necesitábamos. Vamos un calco de lo que anunciaban en la web.

Como personas humanas que somos, en una realidad que no siempre se corresponde con los deseos o conceptos que tengamos, es una realidad que no todo sea siempre positivo en Airbnb, por ejemplo, los gastos de limpieza no deberían ser tan altos o cobrados aparte del valor anunciado en un primer momento. Sería de esperar, que dichos gastos, que posiblemente ayuden a los anfitriones a contabilizar los gastos adicionales que conllevan el preparar su alojamiento antes de que lleguen los huéspedes o después de que se marchen, no se vieran reflejados en el bolsillo de los usuarios. Pero en serio, algunos anfitriones se les ha ido de las manos, eso de los gastos limpieza, algo que además nos parece un sobre coste y que el valor anunciado debería ser en última instancia un valor unitario como un reflejo de la totalidad de lo que supone para el inmueble el desarrollo de su función de hospedaje.

Pero, en definitiva, volveremos a la plataforma siempre que necesitemos de ese apoyo tan importe que nos brinda a la hora de aventurarnos en un entorno desconocido. Eso se debe a que, en nuestra experiencia con la plataforma, no hemos tenido nunca ningún tipo de problema y siempre nos ha parecido de muy fácil utilización, con una transparencia muy cercana al usuario que además de poner a personas en contacto, tanto usuarios como a propietarios, para que acerquen posturas en pro de un objetivo común, te brinda siempre con la mejor experiencia que en tiempos pasados sería algo imposible de conseguir o impensable de lograr. Ello me recuerda la de veces que tenías que viajar utilizando los antiguos mapas den formato papel, no había GPS y ante una duda siempre tenías que parar a preguntar a cualquier viandante en busca de un poco más de clarividencia, en ese entonces no quiera la fortuna que tu viaje por caminos desconocidos te pillara en plena noche y alejado porque para entonces algunas veces no te quedaban más opciones que pernoctar en el coche. Así que, gracias a las nuevas tecnologías y a los visionarios de Airbnb, hoy tenemos las cosas un poco más imaginativas, fáciles y divertidas.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad