3 de las teorías más absurdas que los científicos realmente creyeron

3 de las teorías más estúpidas que los científicos realmente creyeronPlaneta

Imagen de Pexels

La mayoría de las personas asocian la palabra “científico” con “inteligencia”, “lógica” y cualquier otro sinónimo que busque dar sentido a las cosas que suceden a nuestro alrededor.

Sin embargo y como te mostraremos a continuación, muchos científicos famosos han creído en “teorías” que ponen en duda la genialidad e inteligencia que se supone deberían tener:

1. Isaac Newton: “La biblia es en realidad un código críptico que predice el futuro”

Isaac Newton fue un genio, que sin duda hizo grandes aportes al campo científico:

  • La ley de la gravedad
  • Las leyes del movimiento y sus derivados

Pero, a pesar de sus múltiples aportes, Isaac Newton también estaba convencido de que la Biblia contenía un código encriptado. El mismo Newton, intentó durante años descifrarlo. Incluso este científico aprendió hebreo y dedicó gran parte de su vida a estudiar el Templo de Salomón en busca de algún rastro en la arquitectura que probará lo que él creía.

2. Pitágoras: estaba convencido de que “combinando un espejo y sangre humana, se podía escribir en la luna”

El Teorema de Pitágoras es quizá uno de los teoremas más útiles e importantes, no solo en el ámbito matemático, pero también en el de la física y la química. Todos han usado alguna vez este teorema, como base para estudios científicos.

Ahora bien, Pitágoras ciertamente es un genio… ¡Pero! Hubo una pequeña mancha en su historial de genialidades: creer que había inventado un sistema (uno que incluso expuso ante la comunidad científica de la época y que intentó probar que funcionaba) en el que escribiendo con sangre humana en un espejo y poniéndolo de cara a la luna, se podía ver el reflejo de lo escrito en el único satélite natural de la tierra.

3. William Herschel: “la superficie del sol es fría y también es habitada por extraterrestres con cabezas gigantes”

William realizó uno de los más grandes descubrimientos del sistema solar: Urano y sus dos satélites Oberón y Titania.

Sin embargo, William también estaba convencido de que el sol en realidad era frío y estaba siendo habitado por extraterrestres. El astrónomo nunca pudo comprobar esta teoría.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad